Cono de retracción

Durante el desarrollo de la rigidez en los materiales de construcción en base cemento, estos  cambian su volumen. El origen, entre otros, son las fuerzas de atracción de partículas finas, la pérdida de agua por secado, formación de cristales y transformaciones. Mientras que el material esté en estado líquido no es pernicioso el cambio de forma. Pero en cuanto se establece cierta rigidez, aparecen tensiones internas. Si dichas tensiones internas superan la resistencia a la tracción del material da lugar a roturas. Según la norma DIN 52450 [9] se mide la retracción en prismas de mortero usualmente al desmoldear después de 24 horas.

FOTO 6: Cono de retracción de Schleibinger para retracciones a corto plazo

En la figura 7 puede verse los resultados de la retracción con un cono de retracción de Schleibinger (Foto 6).  En ella se observa que gran parte de la variación de forma tiene lugar con anterioridad al desmoldeo (24 horas). Este cono mide sin contacto con un Láser la variación de forma en estado líquido. Si se mide simultáneamente con una célula de medida de ultrasonido también en estado liquido el temprano desarrollo del modulo”E” se reconoce por la aparición de tensiones en el material en un estado temprano.

 

Figura 7: Curvas de retractabilidad en cono